16 nov. 2009

El amor de Lucha






¡¡¡Qué lindo que es!!!....Esas palabras salían de manera sensible de los labios de Lucha. Obviamente se refería al chico más bonito de la escuela. Y lo era, no porque quizás lo sea en forma bella, sino mas bien lo era por la simpatía que el desplegaba. Era muy común verlo siempre rodeado de las chicas mas lindas del instituto. La verdad, parecía la atracción del establecimiento. Siempre sonriente, siempre tan galán, con muy bonitas facciones completaba el combo perfecto para cualquier mujer. Todas querían estar con el, de una manera u otra. Conversando, riendo, preguntándole cosas, o solamente observándolo cuando el les hablaba. Las tenía a todas. Podía elegir, podía dejar plantada a la más bonita si quería, total le sobraban las propuestas.
Eso veía Lucha. Imaginaba simplemente que atraerlo para ella resultaría muy difícil, sabiendo que podía tener a cualquiera y que no era la más linda. Se sentía perdida por esa razón. ¿¿Como hacer que un chico tan guapo se fije en mi??, se preguntaba.
La idea de poder conquistarlo rondaba su cabeza a diario. Imaginaba situaciones, soñaba con momentos increíbles, ensayaba discursos para decirle cuando estuviera ante él. Pero, ¿que hacer?.¿Como llamar la atención de un chico que tenia todo lo que quisiera?. ¿Como llegar a él?, y que le preste atención.
Decidió ponerse a observar, cuando se encontraba rodeado de chicas. Que cosas podían llegar a gustarle más. Viendo que actitudes femeninas llamaban más su atención.
Luego de varios días de indagar visualmente, logró darse cuenta que las chicas parecían comportarse muy tontamente ante su presencia. Las vio entregadas, sin actitud, sin imponer algún tipo de carácter frente a él. Solo libradas al designio de sus caprichos. No había decisión alguna por parte de ellas, solo esperar que su vista elija entre ellas, casi de manera azarosa. Lucha veía que las mujeres ante el, estaban dejadas al arbitrio de su gusto.
No se podía decir que le gustaran de una forma u otra, rubias o morochas, solo le gustaban. No parecía haber preferencia.
Lucha, no se veía a si misma, mucho menos que las chicas que siempre rondaban bajo su encanto. Era de tez rubia, no muy bajita, pelo enrulado, y de facciones bonitas en su cara. No era ni más ni menos que las demás. Solo había que lograr ser diferente.ahi estaba la cuestión. Hacer cosas que las demás no hacían.
Finalmente, un día se decidió. Se propuso demostrarle a ese bonito chico, que ella tenia la desicion de poder enfrentarlo y con actitud hacerle saber que ella estaba dispuesta a ser su novia. A imponer su voluntad. A pelear con carácter lo que ella estaba dispuesta a tomar de el, “su amor”.
En un día como tantos otros. El se encontraba como ya era su costumbre, rodeado de las chicas de siempre. Lucha, lo ve y se acerca. El la mira por ser la ultima que se acercó. Ella también hace lo mismo. Al mirarlo lo llama a un lado, el accede con cara de sorpresa y se establece la siguiente conversación:
-Hola, brad, soy Lucha.
-Hola Lucha, ¿como andas?.
-Bien, bien. Quiero decirte algo desde hace algún tiempo.
-Si, si dime. ¿Que es lo que tienes para hablarme?
-Siempre te veo, desde aquel rincón, ¿lo ves?
-Si, claro.
-Bueno, vengo a proponerte que salgamos.
-¿¿¿Como???
-Lo que escuchaste, que salgamos.
-¿Como se te ocurrió eso?
-Simple, me gustas. Te veo siempre, eres bonito y me atraes. Por eso pido que me des la oportunidad de poder conquistarte. Creo que tengo los atributos más que suficientes para poder lograr mi cometido. Siempre he visto que las chicas no demuestran de manera fehaciente lo que quieren de ti, solamente quedan expuestas a tu decisión. A tu azarosa manera de elegir. No veo que tengas en cuenta algún precepto fijo, simplememente haces lo que tu gusto ese día te designa. Andas con las chicas como si fueran un mero objeto de tus deseos. En cambio yo vengo a proponerte tener una mujer a tu lado, no una marioneta de tus caprichos. Tú me dirás, que es mejor que sean así. Y posiblemente tengas razón. Fáciles de manejar, de seducir, de descartar. Yo vengo por el contrario, a proponerte un amor.
-Realmente, me encuentro sorprendido, ante tremendo acto de arrojo.
-¡Gracias!. Te decía que vengo a darte amor. Y con el verdadero significado de esa palabra. Con el poder que ese término encierra. “amor”. Del bueno, del que se siente en su manera mas sensitiva, del que nos mueve el cuerpo en sacudidas de escalofrió.
-Bueno, eso suena muy bonito, si claro que si. Creo que nunca tuve eso que dices.
-Por eso mismo, brad. Solo tuviste diversión, placeres de bajo nivel, y satisfacciones fisiológicas que quizás llenan el momento pero no el corazón de una persona que puede entregar más que eso. Puede entregarte, un corazón, un deseo de pertenencia al ser amado, un sentir que eres parte del otro en sus formas mas lindas.
-Creo que no tengo palabras para expresar lo que siento, no sé que decirte. Eres la primera mujer que dice esas cosas tan bonitas. Eres la primera que dice lo que siente y no se calla, para solo recibir algún mimo mio. Cuéntame, ¿tienes más palabras para mí?
-Por supuesto. He venido a decirte esto con la intención que me escuches, y comprendas que puedo ser la mujer que llene tu vida. Esa que podría decirte muchas mas cosas que palabras bonitas. Podría decirte que cosas están erradas y cuales no a mi manera de ver. Consejos de pareja y amor del verdadero. Todo esto que te expreso tiene la intención de poder tener salidas contigo, para que puedas ver quien soy, quien es esta personita que te habla y pide una oportunidad para el amor. Hoy no vengo a hablarle a tu belleza, sino a tu corazón. A ese órgano tan lindo que nadie le habla. Sé que solo adulan tu exterior, pero también sé que lo tienes a ese hermoso ser interior, y no te dan quizás la oportunidad de sacarlo a que le den los mimos necesarios, que debe tener como cualquier persona.
-Bueno, Lucha. La verdad estoy sin palabras como te dije antes. Y ante tamaña expresión de sentimientos no dejaré pasar la oportunidad de que nos conozcamos, claro que sí. Seria insensato de mi parte no dejarme llevar por una mujer que me dice las cosas que me dice, siendo que me he dejado arrastrar por otras que no lo merecían en lo mas minimo. Estoy aceptando tus charlas. Desde luego.
-Gracias Brad. Será un enorme gusto salir con el hombre más bonito de aquí. Pero el mayor gusto será descubrir al que puede llegar a amar. Ese que de manera segura estará escondido en alguna parte de tu ser. Solo resta rescatarlo de esas profundidades que nadie se atreve a buscar.
Ahora dejaré lugar a mi parte más superficial para pedirte una cosa.
-Si, Lucha dime.
-Quiero que me robes un beso.
.Es exactamente lo que tenía intenciones de hacer…
(Y se besan)
Al cabo de unos días ya no se lo veía a Brad, rodeado de cuantas chicas solían asediarlo. Se lo veía solo esperando el momento en el cual Lucha salía de su aula. El la esperaba como quien espera un deseo que se haga realidad. El brillo en sus ojos dejaba ver que el amor había ganado su corazón.
Había perdido muchas chicas, pero había ganado en mil placeres, esos placeres que solo da “el verdadero amor”
Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

nicol dijo...

Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.

Lautaro Torrez dijo...

Muy buen post amigo, te paso mi blog para que lo mires un rato nada mas muchas gracias saludos ! http://lautaronehuen.blogspot.com.ar/