28 sept. 2008

…Por el hecho de escribir…


Bueno…la verdad, hoy me preguntaba: “sobre qué tema o cuestión escribir…”.gracias a dios rápidamente disipe mis dudas. Obviamente,¡¡sobre nada!!. Pero no podía entregarme de manera tan fácil, tan vaga. Me propuse aunque sea inventar algo, y me di cuenta de nuevo en forma rápida, que nada podía inventar. Bueno, no me presionen…si me quieren sacar bueno.

Ahhh…!ya sé!. Pero como no se me ocurrió antes, ya tengo el tema por el cual emitir alguna opinión.

Voy a escribir sobre gustos!!!...aprovechando que: “SOBRE GUSTOS…NO HAY NADA ESCRITO”.

(lo sé, no es bueno, pero suma al blog).es lo que hay!

23 ago. 2008

Ahí estabas…¿esperando al amor?.


Parecía que nunca sucederia, pero sucedió.

En una esquina de la vida…una de tantas, donde nunca aparecía nadie,

Estabas tú, ella, la mujer, la dama que traería paz,

A este corazón despojado de alegrías.

Hermosa, cautivante, encantadora por su belleza,

¿Como no sucumbir ante tanta expresión de arte femenino?.

Está en la esquina….esperando, ¿a quién?, no sé.

Me acercaré, quien dice, quizás sea yo…!!!.

¿y si no lo fuera?...bueno, no importa.

El intento vale más que mil excusas!!!.

13 ago. 2008

Si te detienes…te daré mi amor.



Uno camina…solo camina, y ve pasar ante sus ojos a mujeres o hombres en el caso de ellas. Y medita: “pensar q cada dama que pasa delante de uno, y no detiene su marcha, es un posible amor que no se concretará”. Y nos preguntamos. ¿Donde detendrá su camino?. Acá, allá, más lejos, mañana, pasado o el año que viene. Por eso, cuando alguien se fija en ti, recuerda que antes ha pasado por miles de lugares en los cuales no ha parado. Muchos que han dicho, ¿“por qué no lo hace aquí, donde me encuentro yo”?. Ellos seguramente envidiaran tu destino. Ese, el de haber detenido a quien ellos no pudieron. Igualmente uno suele preguntarse, ¿por qué no ha de detenerse?. No, no lo hará, no por que no haya querido sino tal vez porque siquiera te haya visto(esto último descorazona aun mas). Es que el enamorado quiere vivir todos los amores…!por que todos los amores son uno!, ¡la traición no existe!. Uno simplemente(y cuan complejo es decir “simplemente”), ama con el alma, con el corazón, con su pasión. El enamorado no fija límites, el enamorado no tiene fin. No muere nunca, porque el amor es eterno. Por eso quiere vivir todas las vidas, por eso ansia tener todos los “amores”. No puede limitarse a una sola persona, no le alcanza, es como la madre que quiere tener más hijos, ¡quiere tener más personas para amar!. ¡Quiere y puede dar más amor!.
Tomando prestadas algunas palabras del genial Alejandro Dolina...¿“será que no hay mejor amor, que el que nunca ha sido”?. Los romances que alcanzan a completarse conducen inevitablemente al desengaño, al encono o a la paciencia; los amores incompletos son siempre capullo, son siempre pasión.
¿Será así?,aun no lo sé.Es un dilema que no puedo dilucidar, ni creo poder llegar a hacerlo nunca.
La pasión, el amor, los sentimientos, cualidades innatas de un enamorado….uno las posee. ¿Pero podrá depositarlas en alguien?. Eso, eso aún está por verse. Mientras tanto, uno seguirá caminando, quien sabe, quizás algún día alguien detendrá su marcha. En ese instante, el sol brillará más fuerte, la luna cambiara a llena, las nubes darán paso a las estrellas y nuestros ojos se llenaran de lagrimas, por que una persona,esa que se detuvo….nos dará su amor.

6 ago. 2008

Robado...de algun jardín ajeno!!!


Una Lágrima

Una lágrima: es eso que humedece los ojos del mundo.

Y que el mundo se empeña en ocultar.

Es eso que nos tragamos tantas veces por soberbia, por orgullo,

por demostrar fortaleza y queda atorada en la garganta,

apretada en el corazón comprimiéndonos todo.

Es tan profunda que no sabemos con certeza de donde nace,

ni si podrá morir alguna vez.

A veces una lágrima: cicatriza una herida, lava una pena y ablanda.

Una lágrima: es un recuerdo, una angustia, una desesperación, una interrogante.

Una lágrima: puede ser a veces el comienzo del perdón, la primera luz de la rectificación

Que hace estrechar una mano.

Una lágrima: es a veces la gota mágica que hace cambiar por dentro.

Cuando tenemos que pagar nuestra cuota de dolor, la lágrima ayuda.

Cuando la derramamos en el corazón querido,

O en la intimidad de la amistad,

La lágrima une, estrecha, funde.

La lágrima transforma, enseña, disuelve los rencores, las espinas, las malas yerbas,

Que van creciendo en la amistad en impidiendo acercarse, abrazarse, comprenderse.

La lágrima descubre.

El que ignora tus motivos, no te conoce.

La lágrima es un don.

4 ago. 2008

Yo no quiero ser tu amigo.


La maldita y mentirosa amistad:


hace bastante tiempo que lo he escrito, quizas en este momento no piense que es tan asi, pero en aquel tiempo no estaba emocionalmente bien.


Es indudable que la palabra amistad no encierra de ninguna forma como acepciones los adjetivos de maldita y mentirosa. Seria grande mi error el querer adjetivar a la amistad con esas dos palabras.

Acaso mi descontento por esa palabra provenga del abusivo uso que hacen las mujeres cuando dicen la mágica frase “te quiero como amigo”. ni que hablar de la inexpugnable: “para mi vos como un hermano”. Esa te deja en medio de una desolacion, exsperante.

Cual puñal al corazón o dedo apretando una herida donde más duele, de esa forma siente uno la bendita frase.

Cabe aclarar sin embargo que en raras, muy raras ocasiones, , puede llegar a ser una salvación.

Por demás está decir que las situaciones a las que me refiero son cuando la mujer en cuestión no despierta el más mínimo interés.

Pero no me encuentro escribiendo aquí estas palabras para referirme a situaciones por demás particulares. Todo lo contrario mi impulso se debe a las situaciones más generales.

La mujer perceptiva como es, avizora en ese hombre que le habla comenta, etc. La posibilidad del planteamiento “mas” serio que podría llegar a esgrimirle. Entonces para poner una barrera a esa situación que podría llegar a ser estresante para ambos, adelanta su jugada e inmediatamente ante la menor oportunidad juega su carta: “somos amigos”.

Sabe para su interior que ha hecho su mejor jugada. Definió su postura con la manera más elegante, sin tener que pasar por las situaciones que podría llegar a plantearle él.

En su pensamiento entiende que ha segado por completo cualquier avance posible, ha dejado sin chances a ese hombre que vio como ante sus ojos el día se hizo noche, cual eclipse de sol en plena tarde. Toda pequeña esperanza que se albergaba ha quedado hecha trizas por la hilarante palabra “amiga”.

También es decepcionante saber que tampoco quiere una amistad en el sentido amplio de la palabra, lo único que busca es poner distancia sentimental entre ambos. Seguramente no será una amiga con la cual prospere de manera genuina esa amistad propuesta. La llamarás, la buscarás y ella tratará en cierta forma de ser esquiva. De alguna manera es bueno que no sea muy frecuente el encontrarse. Es desencantador estar con alguien por la que tus sentimientos van mas allá que una amistad, porque como dije antes…”yo no quiero ser tu amigo”.


Para cerrar dejo una frases del genial Alejandro Dolina:

“…mejor no tener amigas muy lindas de las que uno puede llegar a gustar, porque existen varios motivos por los que uno sufriría. Entre los cuales se encuentran dos a manera de ejemplo más fuerte. Uno, que debes escuchar como no te quieren. Y la segunda y peor aún, es que te cuentan (por ser uno el amigo que la escucha), cómo quieren a otro!!!”.

31 jul. 2008

Mi equivocado gusto musical...


En forma reiterada y acaso repetitiva se enaltece a la música – considerada por ellos(los alegres), alegre – por sobre la música verdadera, o en todo caso la mas criteriosa. Se lo considera a uno aburrido por no bailar, ¿es que acaso la única manera de hacer saber a la gente que uno es alegre es bailando?. Uno puede contar chistes y será gracioso, uno bailará y será alegre. Yo me pregunto. ¿el comienzo y fin de la alegría empieza en el baile?. Repregunto, ¿la alegría se basa únicamente en el tipo de música que escuchas?, ¿si bailas o no?, siendo así, yo encontraría a la alegría como un estadío para el cual no se necesita mucho merito para poseerlo, o sea, se encuentra al alcance de cualquiera que haga gala de sus movimientos defectuosos y con total falta de exactitud. Digo esto refiriéndome claro está, a la mayoría de los que uno ve bailar, ¿bailar?.

Hay un pensamiento oficial en el cual se dice que una persona alegre es preferible a una triste. Yo digo, ¿no sería más conveniente estar en un término medio de alegría o tristeza?, ¿ya que los extremos son malos?. ¿es loco mi pensamiento?. Creo a mi humilde entender que no puedo estar demasiado errado. Ojo, creo y quiero la diversión, el ser humano necesita la distracción y relajo, ¿pero todo el tiempo?, ¿en todas las reuniones se debe bailar?, ¿en todas las fiestas nos tienen que ahogar con cumbia?, ¿es ese el “profundo” argumento de la diversión y alegría?, ¿se omite en forma discriminativa el dialogo?.

Está visto que la alegría es un invento para interrumpir el pensamiento: “es mejor no pensar”, esquivemos la verdad. Se llega a creer que la vida son bautismos y asados de domingo. De manera fácil se cae en la temática de vivir hoy y lamentarse mañana. Todo lo que nos falta de inteligencia, nos sobra de comida, en fiestas que no parecen terminar mas, se piensa en la cena, sin haber terminado el almuerzo. A partir de allí la equivocación no tiene retorno.

Ahora quisiera abordar el tema referente a la discriminación que hacen a cierta música que uno escucha. La catalogan de “densa”, y lo más llamativo es que en cierta medida tienen razón ya que una de las acepciones de la palabra densa es: “difícil de comprender”. Se suele llamar de manera gratuita “música aburrida”. también les hallo razón, y pasare a explicar porque la tienen.

El aburrimiento sobreviene por algo que se encuentra en un medio de expresión al cual no podemos acceder, ya sea por encontrarnos intelectualmente por debajo del mismo, y enese caso sobreviene el aburrimiento por escuchar, leer y demas expresiones a las cuales nos cuesta acceder por carencia de entendimiento. O en cambio, por ubicarnos encima de la expresión en cuestión y aburrirnos la visión de algo que ya vimos o aprendimos.

Dicho esto encuentro la razón, ya que tengo un primo de cinco años que cuando escucha música clásica se aburre, en cambio con la cumbia se alegra y baila.

Ahora bien. Estamos todos de acuerdo en que la música es una expresión del arte en lo cual se pone a su servicio el sentido del oído, así como la vista lo es para las pinturas, el olfato para las fragancias, etc. ¿no es acaso el arte una eterna búsqueda de lo bello, como la filosofía lo es de la verdad?. Si uno tiene la suerte de encontrarse con música que fue hecha en forma notable, que se compuso de manera sublime, con conocimiento de causa y efecto, ¿por qué catalogarla de aburrida, triste, alegre o divertida?, y no de mala o buena. En la concepción de una obra de arte se conceptúa si está bien o mal hecha, es el modo legitimo de notificar el arte, no puede calificarse por un punto de vista viciado de sentimientos. Estudiosos de la música dirán si es mala o buena su melodía ejecución e interpretación, en cambio nosotros caeremos en la simpleza de llamarla alegre o triste.

En reiteradas oportunidades pienso si los que te instan a bailar o divertirse no son aburridos innatos, que logran salir de su estado gracias a sensaciones exteriores, dicho de otra forma necesitan influencias externas para salir del estado que quizás afecta a su persona día tras día. Buscan alegrías efímeras en fiestas, reuniones, cumpleaños, etc, Para olvidar sus tristezas cotidianas. Suelen decir “la pase bien” como una postura y jactancia de haberle sacado provecho a un evento cuyo único fin pareciera ser ese.

Los que hicieron y hacen música, estudiaron cada movimiento, en cambio muchos de los que hacen gala de su baile, se mueven sin nunca haberse instruido. Quiero que se me interprete bien, ya que estoy hablando de los “bailarines ocasionales”, esos que nunca han ido a aprender.

Lamentablemente no soy como la mayoría, y eso me da cólera, a veces tengo ganas de que me guste la cumbia, bailar, emborracharme y ser “feliz”, pero me he dado cuenta que por más que lo intento no lo siento así. Cargaré con esa cruz hasta el fin de mis días. Advierto que si no sabes bailar no sos nadie. ¡que lastima!.siendo así andaré por el diario derrotero de la vida sin documentos.